¿Qué escribo?

Suena Michael Jackson mientras mi primo Valerio, rockero de corazón toca al ritmo de “Billy Jean”, haciendo unas cuantas mejoras. No tenemos ni dos horas de haber llegado del centro de la ciudad para que el comprara una guitarra nueva: “tipo Les Paul” repetía constantemente en cada nueva tienda que entrábamos. Por fin consiguió una (a su presupuesto) y todo el camino de regreso tocó clásicos del rock. Yo mientras pensaba en qué publicaría el día de hoy en mi lienzo virtual.

Acabó Billy Jean y encontré Toxicity de System Of A Down. Toqué mi escritorio/bateria con mis dedos al ritmo de la canción. Seguía pensando qué publicaría en el blog.

No Rain de Blind Melon me pidió. La volvió a tocar al ritmo. Y yo seguía pensando en qué escribir.

Preguntó: “¿Qué es eso?” Mi blog —le dije—. “¿Y quién te sigue?” Una persona —contesté—. Lo acabo de crear ayer —terminé—. “Aaah” exclamó Valerio, entre risa y poca sorpresa. Y yo me preguntaba qué escribir.

Llegó la inspiración, por fin, pero yo ya no sabía si debía escribirlo, si dejarlo para la siguiente entrada, si descubrir mi secreto o si dejarlo en mi mente para que tú, lector, puedas quedarte aquí estancado, esperando una nueva y ridícula historia mía. Esperando.

Mientras seguía moviendo mis dedos al compás de mi pensamiento quise olvidarme de mi emoción  por escribir aquello que sabía que sería el cuento que cambiaría mi vida entera, quise revelarlo al mundo para llevarme a la fama… Sí, era justo para mí, era lo que yo siempre quise, aventarme al vacío del mundo literario y caer entre los brazos del público que me aclamaría, que me adoraría, quien pediría más y más de mis palabras, más de mis ideas totalmente innovadoras, originales, llenas de ese contenido que exalta los sentidos al ritmo de la lectura… Sí, era tiempo.

Sonaron unas llaves que meneaba mi primo, quien había dejado de tocar la guitarra y pensaba en nada, o tal vez en salir de esta aburrida casa para ver algún rostro diferente, olvidarse de su guitarra y distraerse en otra cosa. Tiene una atención muy corta. sonaba See You de Foo Fighters.

—¿Salimos?

—Ok, vámonos.

Chávez.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Opina sobre este relato

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: