¿Bienvenidos?

¿Dónde están los licores? ¿Dónde las botanas? Llegué a mi propia bienvenida demasiado tarde.

Me contaron de un lienzo en blanco que podía utilizar. Me dijeron a dónde dirigirme para encontrarlo y, heme aquí, desperdiciando hojas virtuales para expresar cosas que en su mayoría no entenderán y, lo más probable es, que yo tampoco las entenderé. Me doy la bienvenida, así como me despido del anonimato. Mis libretas no serán más víctimas de letras y símbolos, aunque, si pudieran hablar, estoy seguro que para ellas es un placer sentir mi pluma rayando sus finitos renglones. No declaro el olvido de mi afán por llenar libretas de apuntes, pero declaro que ellas no serán quienes compartan a otro lector mis pensamientos y mis no pensamientos. También declaro que llenaré estos lienzos tácitos para mi agrado y el suyo.

Corto discurso, pero suficiente para comprenderme y que me comprendan. Al menos, eso es lo que yo creo.

Les doy la bienvenida a un blog más de los miles que ya existen, y me abrazo felicitándome por haber cumplido lo que planeaba desde el año pasado y los abrazo por visitarme. Espero que lo que escriba sea de su agrado y del mío. Brindemos, pues, por este nuevo comienzo. ¡Salud!

Chávez.

Anuncios

Opina sobre este relato

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: